Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

Carrito:  

Ningún producto

0,00 € Transporte
0,00 € Impuestos
0,00 € Total

Estos precios se entienden IVA incluído

Carrito: Confirmar

Novedades

Todas los nuevos productos

Torque Celta Hay 2 productos.

La etimología de la palabra torque tiene su origen en el vocablo del latín: torqueo, que significa torcer y esto se debe a que la pieza está torcida sobre sí misma. El torque se puede presentar en collares o también en pulseras, siendo rígido, redondo y abierto. En los extremos se coloca normalmente un cubo o una esfera que pueden ser lisos o también labrados e incluso ornamentados a los lados. Normalmente se hacen con cuerdas o hilos de oro, plata, bronce e incluso a veces acero, que se van entrelazando y formando por lo tanto la torsión.

No se puede decir que sea un adorno exclusivamente Celta ya que fueron utilizados por muchos pueblos desde la Edad de Bronce 1000 a.C. hasta el imperio romano 300 d.C. Los pueblos celtas bretones, galos e íberos fueron sin embargo los que le dieron la fama y contribuyeron a su amplia difusión. Muchas veces, los celtas representaban a sus dioses y a sus guerreros utilizando estas piezas y para ellos su utilización tenía incluso un significado de pertenencia a altos estratos sociales. En el caso de los guerreros el torque se utilizaba como señal de condecoración militar por haber logrado alguna victoria. Los romanos al coexistir con los celtas en sus dominios, terminaron adoptando el torque como ornamento. Hay torques celtas con la variante de tener en sus extremos jabalíes, que eran animales sagrados para estos pueblos.

En la actualidad se ha recuperado su uso como joya desde los años 60, los hippies volvieron a poner a esta pieza de moda. También podemos comentar que los irlandeses han tenido gran parte de culpa en la recuperación de esta joya para nuestro mundo contemporáneo.